Cargo prison en Michigan: pelear requiere un plan inteligente


No hace falta decir que el mejor resultado cuando se enfrenta a una acusación penal es salirse de ella por completo. Todos esperan que todo pueda desaparecer. Eso puede ocurrir y ocurre a veces, pero solo cuando el abogado utiliza una estrategia de defensa inteligente. Antes de que eso pueda suceder, sin embargo, toda la situación, y cada pieza de evidencia dentro de ella, debe ser examinada cuidadosamente. Todo esto suena genial, pero más allá de eso, ¿qué significa realmente? En este artículo, vamos a explorar eso.

La lucha contra un cargo penal requiere un plan inteligenteVivimos en la period de la información. El video de la cámara corporal de la policía es de uso generalizado a principios de 2023, y está creciendo. Pronto, será en gran parte common, y eso es bueno. Pase lo que pase, hay 2 lados en cada historia. Incluso una interacción ciudadano-policía rutinaria y cortés puede ser percibida de manera diferente por cualquiera de las partes. La evidencia en video es impartial. Sin duda, el video está lejos de ser perfecto, pero sin duda puede ser beneficioso en un caso penal. A veces, eso puede significar simplemente brindarle a una persona la claridad para saber que el caso en su contra es sólido.

Eso no debe descartarse de plano. Sería imposible contar la cantidad de veces que mi equipo y yo escuchamos una cosa de un cliente y luego vimos otra en el video. En los casos de DUI, por ejemplo, las personas a menudo dirán cosas como que el oficial “dijo que me desvié”. A veces, las personas no están de acuerdo, creyendo genuinamente que su forma de conducir period bien. Más tarde, al ver el video de la cámara del tablero de la policía, verán que su conducción no fue bien, y al menos no sentirme tan mal por la parada de tráfico. Por supuesto, eso no es tan bueno como encontrar una manera de vencer el cargo prison, pero incluso simplemente borrar la duda es algo bueno.

Cómo se usa el lenguaje es importante. En la vida, se puede pensar en grupos de personas como “menos” simplemente al referirse a ellos (y luego pensar en ellos) usando un término despectivo. Aquí hay un ejemplo de la vida actual de cómo NO hacer eso. Cuando comencé a ejercer la abogacía, observé cómo hacían las cosas los abogados mayores y con más experiencia. A menudo, veía abogados designados por el tribunal de pie junto a sus clientes en un caso prison, refiriéndose a él o ella como “el acusado”. Eso inmediatamente me pareció incorrecto y despersonalizador.

Decidí, la primera vez que escuché eso, nunca referirme a ningún cliente como “el acusado”, sino por su nombre. Mi equipo y yo siempre hemos llamado a nuestro cliente por su nombre, como el Sr. fulano de tal o Sra. fulano de tal.

Personalmente, nunca me referiría a mi cliente como “el acusado”. Ese término, “el acusado”, no solo es anónimo, sino que casi hace que la persona suene culpable. Ciertamente lo hace sonar como alguien menos importante que un Sr. tal y talo una Sra. tal y tal. Un abogado no puede usar ese término con la intención de deshumanizar al cliente, pero al menos tiende a despersonalizarlo. Creo firmemente que es sumamente importante humanizar a cada persona que representamos que enfrenta una acusación penal.

Es por eso que mi equipo y yo siempre nos referiremos a nuestros clientes como “Sr. Smith” o “Sra. Jones”. Cada uno es una persona que vive y respira, alguien que tiene una familia, una vida, un trabajo y un lugar en este mundo, un lugar que nosotros, como abogados defensores, debemos proteger.

La forma en que usamos el lenguaje da forma directamente a la forma en que percibimos e interactuamos con el mundo. Esto es particularmente importante para cualquier persona que tenga un cargo penal pendiente en su contra. Los fiscales manejan muchos casos. La easy verdad es que no hay muchas personas inocentes arrestadas por cosas como exhibicionismo, malversacióno DUI, que son completamente inocentes. Sin duda, muchas personas merecen un descanso, pero ese no es el punto que importa aquí.

A lo que me refiero es a que los fiscales pueden asumir con seguridad que mayoría de los archivos que tienen en un día determinado son de personas que NO han sido acusadas injustamente de un delito. En otras palabras, asumen en gran medida que la persona nombrada en cada archivo es culpable. Nuevamente, eso no quiere decir que la persona no merezca un descanso. Sin embargo, la realidad es que la experiencia diaria de los fiscales no les permite lidiar con muchos casos en los que la persona es completamente inocente.

Un abogado defensor nunca puede caer en el hábito de pensar así. Es una trampa. Es IMPERATIVO que un abogado emprender la defensa de cada cargo prison ASUMIENDO que hay alguna falla en la evidencia, y que es su trabajo seguir investigando hasta encontrarla. Sin duda, los hechos son los hechos, y la perspectiva de uno no los cambiará, pero el tipo de mentalidad de “la mayoría de la gente es culpable” tendrá un impacto negativo en la forma en que el abogado examina la evidencia. El trabajo del abogado es con cuidado Look at la evidencia, no simplemente “revísela” para ver si algo salta a la vista.

Incluso cuando, como en la mayoría de los casos, no hay un problema catastrófico con la evidencia lo suficientemente grande como para que los tribunales desestimen todo el caso, una pequeña cosa, o algunas pequeñas cosas, a menudo se pueden usar para lograr un mejor resultado. Por lo normal, esas pequeñas cosas no “sobresalen” al hacer una revisión rápida. Es por esto que el abogado debe examinar cuidadosa y minuciosamente las pruebas que supuestamente sustentan una acusación penal. Eso es cómo se descubren las cosas.

Como todo en la vida, el buen trabajo es la clave de los buenos resultados.

En términos de pelea, un abogado puede, por supuesto, “pelear” casi todo lo relacionado con un cargo prison. Esa táctica, sin embargo, es un atajo a la decepción. Hay algunos (aunque afortunadamente, no muchos) abogados que son expertos en organizar lo que algunos llaman un “espectáculo de perros y ponis”. Acumulan una factura yendo a los tribunales y desafiando todo bajo el sol.

Los jueces y fiscales, por supuesto, saben quiénes son.

Si bien estos personajes tienen mucho éxito para ganar dinero, la comunidad authorized no puede evitar sentir un poco de lástima por cualquiera que termine contratando a uno de ellos para defender un cargo prison. Pueden ser excelentes para hacer mucho ruido (y dinero, en el proceso), pero no para producir resultados exitosos.

Sin duda, los jueces y fiscales respetan a un abogado que se pone de pie y peleas para su cliente. Ninguno de los dos se desanimará por un desafío honesto y de buena fe a la evidencia. Eso, sin embargo, es muy diferente a simplemente encontrar cosas para impugnar en la corte y hacer perder el tiempo a todos, solo para aumentar la cuenta.

El trabajo del abogado, por lo tanto, es impugnar la evidencia inteligentemente. Por supuesto, él o ella no puede ser tan cobarde como para simplemente cuestionar las cosas que son obvias. Por otro lado, el abogado no debe lanzar un desafío de gran alcance que desperdiciará el dinero del cliente Y la paciencia del juez tampoco. En cambio, el abogado defensor siempre debe proceder con un plan y comprender tanto los beneficios de ganar una pelea como los costos de perder.

Ese plan tiene que estar bien pensado. Qué cuestionar y cuándo, solo se puede saber después de un examen verdaderamente cuidadoso de la evidencia. Incluso el prison más corriente (como un exposición indecente agravada) el caso es complejo, especialmente cuando se trata de pruebas. Dicho esto, en los casos penales, hay varias áreas que suelen ser el terreno más fértil para hacer un desafío exitoso.

Por ejemplo, en cualquier caso que involucre un DUI o infracción de tráfico, el motivo de la parada de tráfico es clave. ¿Tuvo la policía una buena razón (sospecha razonable) para detener a alguien? Eso es muy diferente a que aparezcan y encuentren a alguien desmayado detrás del volante después de tirar su vehículo a una zanja.

En otros casos, como los relacionados con drogas, malversación de fondos o cargos por exposición indecente, siempre existen preocupaciones sobre las expectativas de privacidad, especialmente en lo que se refiere al registro y la incautación. Además de estos, también debemos examinar otros posibles problemas importantes, como si una persona fue debidamente informada sobre sus derechos antes de decir algo incriminatorio y cómo se obtuvieron las pruebas (y, en muchos casos, se analizaron).

Lo que todo esto significa, realmente, es que una persona debe contratar un abogado que luchará por él o ella, pero no es simplemente un “luchador” fanfarrón que solo hace mucho ruido y cobra una fortuna por hacerlo. Al remaining, lo que importa son los resultados. Como señalo a menudo, el éxito en un acto prison o caso de DUI se mide mejor por lo que NO te sucede.

En cualquier caso, el mejor resultado se logra siguiendo una estrategia de defensa inteligente que incluye un plan para luchar contra aquellas cosas que se pueden desafiar con éxito.

Ningún abogado puede hacer más, y mi equipo y yo nunca haremos menos.

Si enfrenta un cargo penal o un cargo por DUI, sea un consumidor inteligente y lea alrededor. Preste atención a cómo los diferentes abogados explican los procesos penales y de DUI, y cómo desglosan sus diversos enfoques.

Este weblog es un gran lugar para comenzar. Se puede buscar por completo y se actualiza semanalmente con contenido nuevo y authentic. Al escribir estas líneas, hay más de 210 artículos en el sección penaly más de 590 artículos en el Sección DUI. Es el recurso más grande y mejor para información prison y de DUI que se puede encontrar en cualquier lugar.

Sin embargo, no confíe en mi palabra: compruébelo usted mismo.

Una vez que haya leído lo suficiente, comience a llamar. Puedes aprender mucho hablando con una persona viva. Todas nuestras consultas son gratuitas, confidenciales y se realizan por teléfono, justo cuando llama. Mi equipo y yo somos personas muy amables que estarán encantados de responder a sus preguntas y explicar las cosas. Incluso estaremos encantados de comparar notas con cualquier cosa que le haya dicho otro abogado.

Puede comunicarse con nosotros de lunes a viernes, de 8:30 a. m. a 5:00 p. m. (EST), al 248-986-9700 o al 586-465-1980.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *