Después de cabrear a todos los jueces federales de DC, Peter Navarro finalmente tendrá que soltar los documentos del gobierno que robó


Exasesor de Trump, Peter Navarro, acusado de desacato al Congreso

(Foto de Drew Angerer/Getty Photos)

Peter Navarro, ex Casa Blanca de Trump manivela económicano se ha ganado el cariño de los miembros del poder judicial federal en DC.

representándose a sí mismo professional se por cargos de desacato al Congreso, Navarro pasé semanas enviando spam al secretario del juez Amit Mehta con cartas desagradables diseñadas como ex parte movimientos Eventualmente contrató abogados que dejaron de tratar a la corte como un representante de servicio al cliente, y el caso ha ido un poco mejor desde entonces. Pero abogado calificado no ha hecho que el camino sea menos rocoso en la demanda civil del gobierno para obligar a Navarro a entregar los registros presidenciales secuestrados en su cuenta de Proton Mail. Tampoco la admisión de Navarro de que él tiene los documentos, y simplemente no desear para entregarlos.

Cuando el Departamento de Justicia presentó una acción reparadora en agosto de 2022, Navarro había estado negociando con los Archivos Nacionales durante meses la devolución de mensajes gubernamentales encriptados en su cuenta de Proton Mail. En un correo electrónico del 22 de julio, su abogado aceptado que en un allanamiento preliminar ya se habían encontrado entre 200 y 250 actas presidenciales, pero Navarro se negó a entregarlas sin otorgarle inmunidad. Sin embargo, sus abogados intentaron tomar una posición en este caso de que la existencia de tales correos electrónicos aún period un tema de disputa. Ese argumento, entre muchos otros, umm, fuera de la caja afirma, no logró impresionar a la jueza Colleen Kollar-Kotelly, quien ordenado Navarro para entregar los documentos el 9 de marzo.

En cambio, Navarro esperó hasta el 22 de marzo para presentar una apelación, momento en el que se dio la vuelta y preguntó Juez Kollar-Kotelly por una suspensión de su fallo authentic. En una orden minuciosa extremadamente airada ese día, el tribunal escribió:

El Tribunal señala brevemente que, el 9 de marzo de 2023, ordenó a la Demandada que cumpliera con la orden del Tribunal de producir una categoría de documentos “inmediatamente”. “Inmediatamente” significa “inmediatamente; sin retraso.” Inmediatamente, Black’s Legislation Dictionary (9ª ed. 2009). Parecería que el Demandado no cumplió con esa parte de la orden de presentar algunos documentos inmediatamente antes de solicitar una suspensión.

Después de una sesión informativa acelerada, la moción de suspensión fue denegado el 28 de marzo, pero a partir del 8 de abril, un informe de estado conjunto reveló que Navarro aún no había entregado un documento del gobierno.

El miércoles 12 de abril, un panel unánime del Circuito DC de los jueces Millet, Wilkens e (¡incluso!) Rao se negó a quedarse la orden del tribunal de primera instancia:

Navarro no ha demostrado que devolver la propiedad de los Estados Unidos infligiría un daño irreparable. Afirma que cumplir con la orden del tribunal de distrito violaría su derecho de la Quinta Enmienda contra la autoincriminación. CONSTITUCIÓN ESTADOUNIDENSE enmendar. V. Pero Navarro no ha logrado articular ningún daño reconocible de la Quinta Enmienda. Debido a que los registros se crearon voluntariamente, y él ha reconocido que están en su posesión y que son propiedad de los Estados Unidos, la acción de devolver físicamente los registros de los Estados Unidos no implicará su protección contra la autoincriminación. .

Y en cuestión de minutos, el juez Kollar-Kotelly emitió una orden minuciosa instruyendo a Navarro en términos inequívocos para entregar esos documentos AHORA:

A la luz de la Orden del 12 de abril de 2023 del Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia que deniega una suspensión pendiente de apelación, el Demandado deberá presentar al Demandante los 200-250 registros presidenciales ya identificados en su poder el 14 de abril de 2023 o antes. […] Después de la revisión de este próximo informe de estado conjunto, la Corte puede o no ordenar un plazo de cumplimiento anterior al propuesto por las partes.

Lo que nos lleva al día de hoy, más de dos años después de que dejó la Casa Blanca, cuando Peter Navarro finalmente se verá obligado a devolver la propiedad del gobierno. A menos que realmente haya apelado a este tonto tonto ante la Corte Suprema… y, sinceramente, no lo dejaríamos pasar.

Estados Unidos contra Navarro [Docket via Court Listener]


Liz tinte vive en Baltimore donde escribe sobre derecho y política y aparece en el Argumentos de apertura podcast.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *