¿Puedo demandar por agresión verbal o lenguaje insultante?


Burbujas de discurso con maldiciones

En algunas situaciones limitadas, una persona puede demandar a otra persona que le grite o le insulte. Si bien el umbral para cuando un insulto cruza la línea es bastante confuso, hay algunas líneas claramente definidas que son útiles para determinar la diferencia entre una mala interacción y un problema authorized. Por ejemplo, si los gritos amenazan con violencia, o se hacen de una manera en la que el oyente teme por su seguridad física, puede haber un caso de acción authorized. El acto de hacer una amenaza de violencia no solo es ilegal en todos los estados, sino que también puede dar lugar a daños civiles. Estos agravios incluyen asalto o inflexión intencional de angustia emocional. Sin embargo, en el caso de amenazas de violencia, la amenaza debe ser creíble para que sea considerado un delito penal. Así que no, ser amenazado en Xbox Stay por un grupo de niños malos no cuenta.

¿Los insultos son procesables?

Si bien algunos podrían pensar que la Primera Enmienda de la Constitución protegería los insultos, existen límites para la libertad de expresión. Generalmente, esos límites tienden a involucrar insultos que sacuden la conciencia de una persona e infligen algún grado de angustia psychological. Esos límites también pueden establecerse en torno a si el abuso verbal ofende a una persona hasta el punto de producir una reacción física adversa o si invocan la violencia. FindLaw ha desglosado este problema con más detalle con su “¿Protege la Primera Enmienda el discurso que aboga por una conducta ilegal?(Pista: la libertad de expresión no siempre significa estar libre de consecuencias). Los insultos también pueden constituir la base de una Reclamación por imposición intencional de angustia emocional (IIED). IIED requiere que el demandante demuestre que otra persona actuó intencionalmente (lo que podría incluir insultos) con el propósito específico de causar que el demandante se conmocionara, angustiara, molestara o lastimara o lesionara emocionalmente. Esto también se aplica a las declaraciones difamatorias destinadas a dañar la reputación de una persona, especialmente cuando esas declaraciones difamatorias se realizan en un foro público o en las redes sociales de acceso público. La libertad de expresión no se extiende a las declaraciones falsas que infringen la ley de difamación. Además, los insultos que son discriminatorios también pueden generar una responsabilidad authorized adicional según el contexto y la ley estatal. Por ejemplo, en California, la Ley Unruh prohíbe a las empresas discriminar a los clientes, y partes de esa ley imponen restricciones a ciertos tipos de expresión que constituyen una conducta discriminatoria. Esto incluye el uso de insultos raciales, especialmente cuando se hablan con verdadera malicia y en conjunto con otro lenguaje insultante con carga racial.

El agravio de asalto

Si bien, en normal, las personas piensan que el asalto es golpear o golpear a otra persona, no siempre es así. Bajo varias leyes, el el reclamo authorized de agresión en realidad no requiere que ocurra ningún contacto. Para que ocurra una agresión, el agresor solo necesita hacer algún acto o declaración abierta que haga que una persona razonable tema por su seguridad. Sin embargo, si esos actos o declaraciones manifiestas constituyen una agresión depende de si la persona que pronuncia esas palabras las respalda con un conjunto specific de acciones. En otras palabras, una persona no solo debe gritar sobre la intención de golpear o lastimar a alguien, sino que también debe hacer algo que haga que la amenaza se sienta sustancial y creíble para el oyente. Por ejemplo, alguien que grite “Te voy a pegar en la cara” puede no constituir una agresión si el agresor no levanta también los puños para golpear al oyente. El oyente tiene que temer por su seguridad en la medida en que sea razonable. una persona temería por su propia seguridad en la misma situación. El easy hecho de gritar una amenaza no necesariamente hace que alguien tema de manera creíble por su seguridad física de la misma manera que un insulto en broma no cuenta como una declaración difamatoria o causa angustia emocional. la inmediatez del peligro potencial también influye en si cruza el umbral de una preocupación a un problema authorized en toda regla, particularmente en el caso de reclamos de agresión donde el lenguaje amenazante es parte del delito. la persona que está siendo agredida debe poder probar no solo que ocurrió el incidente, sino también que una persona razonable habría temido por su seguridad y que, como resultado, sufrió lesiones. Esas lesiones incluyen angustia emocional u otros problemas financieros más tangibles. pérdidas (como los costos de la terapia).

No tiene que resolver esto por su cuenta: obtenga la ayuda de un abogado

Reunirse con un abogado puede ayudarlo a comprender sus opciones y cómo proteger mejor sus derechos. Visita nuestro directorio de abogados para encontrar un abogado cerca de usted que pueda ayudar.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *