Acusación federal de Trump: Explicación del caso de documentos clasificados


El expresidente estadounidense Donald Trump ha sido acusado federalmente por su manejo de documentos clasificados después de dejar la Casa Blanca, lo que marca la primera vez en la historia que un expresidente enfrenta cargos penales federales.

La acusación se produce dos meses después de que Trump fuera acusado de cargos estatales por un gran jurado de Nueva York por presuntamente falsificar registros comerciales en relación con el pago de dinero para silenciar a una actriz de cine para adultos.

El cargos federales diferirá en muchos aspectos de los cargos de Nueva York y conlleva consecuencias legales más severas. El expresidente ha negado haber actuado mal en ambos casos y sostiene que es víctima de persecución política.

En este articulo, Abogado penal certificado por la junta Benson Varghese explica la acusación federal de Trump y responde preguntas sobre este desarrollo sin precedentes en la historia política y authorized de la nación.

Cargos por documentos clasificados

¿De qué delitos federales se acusa a Trump?

El acusación de 44 páginas fue presentado en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Sur de Florida. Enumera 37 cargos contra Trump y también nombra a Waltine Nauta, una asistente de Trump que trabajó como ayuda de cámara en la Casa Blanca y luego se desempeñó como su “cuerpo”, como co-conspirador. Los cargos incluyen:

  • 31 cuentas de retención deliberada de documentos clasificadosuna violación de la Ley de Espionaje;
  • 1 cargo de conspiración para obstruir la justicia;
  • 1 cargo de retención de un documento o registro;
  • 1 cargo de ocultar corruptamente un documento o registro;
  • 1 cargo de ocultar un documento en una investigación federal;
  • 1 cargo de un plan para ocultar; y
  • 1 cargo de hacer declaraciones y representaciones falsas.

Los cargos conllevan varias penas máximas, que van desde 5 años de prisión hasta 20 años de prisión.

¿Qué llevó a la acusación federal de Trump?

Poco después de que Trump dejara el cargo en enero de 2021, los Archivos Nacionales le pidieron a Trump que devolviera los documentos o registros presidenciales, alegando que eran propiedad del gobierno federal. Trump inicialmente se resistió, pero finalmente accedió a entregar 15 cajas de materiales, algunas de las cuales contenían documentos marcados como “clasificados”. Debido a la naturaleza clasificada de los documentos, los funcionarios de Archivos alertaron al Departamento de Justicia, que inició una investigación.

En abril de 2022, el Departamento de Justicia emitió una citación a Trump en la que le ordenaba entregar todos los documentos clasificados restantes en su propiedad de Mar-a-Lago en Florida. En las siguientes semanas, sus abogados entregaron una carpeta que contenía registros clasificados junto con una carta que supuestamente aseguraba a los funcionarios federales que eso period todo.

Cuatro meses después, el FBI allanó el patrimonio de Trump y supuestamente recuperó cajas adicionales que contenían materials clasificado, junto con artículos personales y otros registros presidenciales no clasificados. Dos semanas después, Trump demandó para reclamar la propiedad y siguió una batalla judicial.

El 16 de noviembre de 2022, Trump anunció que se postulará para la reelección. Cuatro días después, el Fiscal Normal de los Estados Unidos, Merrick Garland, nombró al Asesor Especial de los Estados Unidos, Jack Smith, para supervisar la investigación de documentos clasificados.

Se produjo una investigación del gran jurado y, el 8 de junio de 2023, Trump anunció en las redes sociales que había sido acusado. Posteriormente, el Departamento de Justicia de EE. UU. reveló la acusación, que alega que Trump había almacenado en sus cajas información sobre “capacidades de defensa y armas tanto de Estados Unidos como de países extranjeros; programas nucleares de los Estados Unidos; vulnerabilidades potenciales de los Estados Unidos y sus aliados a un ataque militar; y planes para posibles represalias en respuesta a un ataque extranjero”.

La acusación establece que la “divulgación no autorizada de estos documentos clasificados podría poner en riesgo la seguridad nacional de los Estados Unidos, las relaciones exteriores, la seguridad de las fuentes militares y humanas de los Estados Unidos y la viabilidad continua de métodos sensibles de recopilación de inteligencia”.

¿Quién es Jack Smith?

Jack Smith, el hombre designado para investigar al expresidente Donald J. Trump, es fiscal desde hace mucho tiempo en el Departamento de Justicia.

Nacido el 5 de junio de 1969 en Clay, Nueva York, Smith se graduó de la Universidad Estatal de Nueva York en Oneonta en 1991 antes de asistir a la Facultad de Derecho de Harvard. Comenzó su carrera como fiscal en la oficina del fiscal de distrito de Manhattan poco después de graduarse y pasar a un puesto comparable en la oficina del fiscal federal en Brooklyn.

El nombramiento de Smith como fiscal especial en noviembre de 2021 vino con el deber de supervisar dos investigaciones sobre Trump: una sobre su intento de anular las elecciones de 2020, incluido el período previo al ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021, y el otro sobre la retención de materiales clasificados por parte de Trump en su residencia en Florida.

¿Qué es una acusación federal?

A acusación federal es una acusación formal emitida por un gran jurado que acusa a una persona o entidad de cometer un delito federal. Es un documento authorized que describe los cargos específicos y alega que la persona o entidad ha violado la ley federal. La acusación generalmente la presenta un fiscal federal y sirve como base para iniciar un proceso penal en un tribunal federal. Indica que existen pruebas suficientes para proceder a un juicio y permite que la parte acusada sea notificada formalmente de los cargos que se le imputan.

¿Qué es un gran jurado federal?

Un gran jurado federal es un grupo de ciudadanos convocados por el gobierno federal para determinar si hay pruebas suficientes para acusar formalmente a alguien de un delito federal. El gran jurado está compuesto por un panel de personas que se seleccionan al azar de la comunidad y cumplen un mandato específico. Su función principal es revisar las pruebas y los testimonios presentados por los fiscales para evaluar si existe una causa possible para presentar cargos penales contra una persona. Los grandes jurados federales están compuestos por entre 16 y 23 personas y cada caso debe recibir al menos 12 votos que establezcan que existe causa possible de que el objetivo cometió un delito federal específico.

A diferencia de un jurado de juicio, que determina la culpabilidad o la inocencia, la función de un gran jurado es investigar y decidir si hay pruebas suficientes para proceder con un caso penal. Esto se hace a nivel de causa possible. Los procedimientos de un gran jurado se llevan a cabo en secreto y la persona acusada no está presente durante las deliberaciones del jurado. El propósito de este secreto es proteger la integridad de la investigación y salvaguardar la identidad de los testigos.

Si un gran jurado federal determina que hay pruebas suficientes, emite una acusación, que acusa formalmente a la persona del presunto delito federal. La acusación inicia el proceso authorized y permite que la persona acusada sea llevada a juicio en un tribunal federal.

¿Qué sucede ahora que Trump ha sido acusado?

Se le ordenó a Trump que se presente en el juzgado federal de Miami a las 3 p. m. del martes 13 de junio para una lectura de cargos. Comparecerá ante un juez para escuchar los cargos en su contra y declararse culpable y no culpable. Aprenda más sobre el etapas de un caso penal federal.

Cronología de un caso penal federal

¿El presidente Trump será detenido antes del juicio?

El Gobierno puede solicitar la detención en espera de juicio. De hecho, los fiscales a menudo lo hacen en casos federales. Sin embargo, es poco possible que el presidente Trump sea detenido. En primer lugar, no se trata de un caso en el que exista presunción de detener al acusado. Ciertos delitos como los delitos de drogas tienen una presunción en contra de la liberación.

En segundo lugar, la ley cube que si se pueden imponer medidas menos restrictivas que el confinamiento, deben ser consideradas. Dado que el Servicio Secreto sabe dónde está cualquier expresidente en un momento dado. el gobierno tendría dificultades para demostrar que Trump es un riesgo de fuga o una persona que presenta un riesgo para la seguridad pública que justificaría la detención.

¿Trump podría ir a prisión si es condenado federalmente?

Los cargos federales por los que se acusa a Trump son graves y conllevan una posible pena de prisión. Si es condenado por un jurado, y eso es un gran IF, un juez federal determinará su sentencia después de una audiencia. Aprender más acerca de sentencias en el sistema federal.

¿En qué se diferencian los cargos federales de Trump en Florida de sus cargos estatales en Nueva York?

Se trata de dos investigaciones completamente separadas derivadas de acusaciones completamente diferentes. Un caso está siendo procesado por el estado de Nueva York, mientras que el otro está siendo procesado por el gobierno federal. Aquí hay una descripción basic rápida de ambos:

Caso de dinero silencioso del estado de Nueva York

Trump ha sido acusado formalmente por un gran jurado de Nueva York por 34 cargos de falsificación de registros comerciales derivados de las acusaciones de que proporcionó pagos secretos a una ex estrella de cine para adultos en 2016. Los pagos supuestamente formaban parte de un plan para reprimir las afirmaciones de Stormy Daniels. cuando tuvo una aventura con Trump. El caso está siendo procesado por la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan. Un cargo de delito grave de falsificación de registros comerciales se castiga con hasta cuatro años de prisión en el estado de Nueva York.

Caso de documentos clasificados federales

Trump ha sido acusado por un gran jurado federal de siete cargos de violación de la ley federal, derivados de acusaciones de que manejó mal documentos clasificados. El está siendo procesado por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos. Se enfrenta a numerosos cargos, el más grave de los cuales se castiga con un máximo de 20 años en una prisión federal en EE. UU.

Y aunque los casos estatales y federales tienen algunas similitudes, también existen diferencias muy claras entre los dos sistemas. Por ejemplo, en los casos estatales, los jurados suelen decidir el castigo. En casos federales, sólo un juez resolve. Aprenda más sobre el diferencia entre casos estatales y federales.

¿Qué caso irá primero?

No hay nada en la Constitución de los EE. UU. o en la ley federal que diga qué caso (un caso federal o un caso estatal) tiene prioridad o que los procesamientos deben proceder en el orden en que se emite una acusación. Por lo tanto, queda por ver qué caso irá primero. Por lo basic, los casos federales avanzan mucho más rápido que los casos estatales, pero no hay nada típico en ninguno de estos casos.

¿Trump todavía puede postularse para presidente?

Absolutamente. La Constitución de los Estados Unidos describe los requisitos para postularse para presidente en Artículo II, Sección 1. De acuerdo con la Constitución, un candidato debe cumplir con los siguientes criterios para ser elegible para el cargo de Presidente:

  • Ciudadano pure de los Estados Unidos
  • Al menos 35 años
  • Un residente de los EE. UU. durante al menos 14 años.

No hay nada que prohíba que Trump se postule a la presidencia mientras esté bajo acusación estatal o federal. De hecho, ha utilizado ambos casos penales para fortalecer su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *