Despertó a la mafia reescribiendo el examen de la barra o algo así, según el juez


iStock_000030723782_GrandeEn su esfuerzo continuo por identificar temas cada vez más absurdos a los que culpar de la corrección política, las páginas de opinión del Wall Avenue Journal ofrecieron al juez de la Corte Suprema de Alabama, Jay Mitchell, un precioso espacio de columna para explicar cómo los despertares vienen para el examen de la barra. La última vez que consultamos al juez Mitchell, usó una opinión para Fumar que un abogado usó inglés apropiado en su resumen en lugar de alguna versión de universo alternativo de Strunk & White que apoyaba mejor sus pensamientos sobre cómo deberíamos hablar sobre las minorías étnicas. Aportó mucha de esa energía al tema del examen de la barra.

El NCBE planea introducir un examen NextGen en 2026 para abordar algunas de las muchas deficiencias identificadas con la prueba como un dispositivo de management para la práctica moderna del derecho. Principalmente, el esfuerzo busca mejorar la evaluación de habilidades y reorientar el tema evaluado para reflejar que un abogado de ERISA en Nueva York no necesita demostrar dominio de la ley de almirantazgo para obtener una licencia.

Pero este es el WSJ, por lo que el titular es “El nuevo examen de la barra pone a DEI por encima de la competencia”. Por supuesto que es. Aún así, el juez tiene que prestar atención a los malos argumentos estándar sobre la reforma del examen de la barra antes de profundizar en el ángulo de la diversidad.

Pero el nuevo examen también parece mucho menos riguroso y podría obstaculizar la capacidad de los estados para determinar quién debe ser admitido para ejercer la abogacía. Los resultados podrían ser ruinosos. Los estados no pueden mantener sistemas judiciales funcionales a menos que los clientes y los jueces puedan confiar en la competencia básica y la integridad de los abogados admitidos en el colegio de abogados.

¿Cómo garantiza la competencia básica y la integridad ahora? jueces no confíes en el examen de la barra. Estudios exhaustivos revelan que falla como indicador de la competencia básica para ejercer la abogacía. Tenemos un estado que ni siquiera usa el examen de la barra y hay no hay diferencia en las quejas éticas. Por el amor de Dios, Kathleen Sullivan reprobó la barra de California después convirtiéndose en uno de los mejores abogados del país.

Cada defensa del examen parte de la premisa de que la prueba realmente funciona en el statu quo a pesar de la appreciable evidencia de lo contrario.

Incluso si el examen de la barra evaluó adecuadamente la competencia y la integridad, no lo hace, solo puede controlar la entrada de nuevos abogados. Idealmente, los clientes y los jueces quieren buenos abogados sin importar dónde se encuentren esos abogados en sus carreras. Sin embargo, los estados no requieren que los abogados demuestren competencia o integridad para renovar sus licencias. Se someten a una prueba una vez y luego informan que vieron un PowerPoint CLE tibio que puede o no tener alguna relación con sus prácticas. Mientras tanto, detrás de cada problema ético importante hay un abogado que aprobó el examen de la barra.

Si la competencia y la integridad son los valores más altos, un examen generalista único no es la solución.

El examen propuesto también eliminará el derecho de familia y los fideicomisos y sucesiones como materias evaluadas. Decenas de millones de estadounidenses viven en áreas rurales y pueblos pequeños, donde las necesidades legales generalmente giran en torno al derecho de familia (matrimonio, divorcio, custodia y adopción) y asuntos de sucesiones (administración de sucesiones, tutelas y tutelas). En muchas áreas rurales, el acceso de los residentes a la justicia depende de la habilidad de solo un puñado de abogados en ejercicio. Estos residentes necesitan saber que los nuevos abogados tienen el conocimiento basic para atender sus necesidades o al menos el conocimiento básico necesario para derivarlos a otro lugar. Si estas áreas de la práctica authorized se eliminan del examen, será difícil reponer los conocimientos necesarios en nuestras filas de abogados.

Punto justo. ¿Qué pasa si creamos un lugar donde todos los posibles abogados tengan que sentarse, aprender sobre este tema y luego ser evaluados y evaluados en su dominio de ese conocimiento? Incluso podríamos hacer que los estudiantes se centren en el tema durante más de dos horas de presentación BARBRI. A falta de un término mejor, podríamos llamar a este lugar una “facultad de derecho”.

En serio, si Mitchell quiere que los nuevos abogados dominen el derecho de familia y T&E, entonces abogue por requieren derecho de familia y T&E para graduarse. Por lo que vale, puede bombardear totalmente las secciones de derecho de familia del examen de la barra y aún así aprobar ahora. Por otro lado, agregarlo al plan de estudios obligatorio de la facultad de derecho requiere que todos los estudiantes obtengan más de una F. Incluso su propio argumento estúpido no tiene sentido.

Personalmente, no creo que todos los estudiantes de derecho necesiten dominar estos temas en una profesión cada vez más especializada, pero si esa es la abeja en su capó, el examen de la barra de established order es subóptimo.

Por desgracia, esta no es realmente la mayor preocupación del juez Mitchell. Pero es de mala educación lanzarse a un montón de perros que silban sobre la raza sin probar primero algunos argumentos menos volátiles:

Pero quizás la mayor preocupación es el uso del examen NextGen por parte del NCBE para avanzar en su agenda de “diversidad, equidad e inclusión”. Dos de los objetivos declarados de la organización son “trabajar hacia una mayor equidad” al “eliminar[ing] cualquier aspecto de nuestros exámenes que pueda contribuir a las disparidades en el desempeño” y “promover una mayor diversidad e inclusión en la profesión authorized”. El NCBE refuerza este mensaje al promocionar sus “esfuerzos de toda la organización para garantizar que la diversidad, la equidad y la inclusión impregnen sus productos y servicios de prueba”.

Por supuesto, una prueba podría hacerse más fácil de pasar y mejorar la diversidad a través de la fuerza bruta al admitir más de todos. Pero eso no es de lo que habla nadie más que los falsos jueces de la corte suprema estatal. En realidad, cuando los diseñadores de pruebas hablan de “eliminar[ing] cualquier aspecto de nuestros exámenes que podría contribuir a las disparidades en el rendimiento”, buscan identificar aspectos de la prueba que aumentan las barreras de entrada en líneas discriminatorias sin proporcionar mucho, si es que hay alguno, beneficio de diagnóstico.

Una vez más, la suposición básica de Mitchell es que el examen de la barra ofrece el superb platónico de competencia mínima ahora, lo que le permite saltar directamente a la suposición de que cualquier disparidad étnica o de género debe ser el resultado de que los examinados “no son lo suficientemente buenos”.

Pero eso no es lo que muestra la evidencia empírica. Participar en la más mínima cantidad de investigación, una competencia que uno podría querer ver en un abogado (si no en un juez de la corte suprema estatal), revela brechas entre el LSAT y el rendimiento del examen de la barra entre los grupos en cuestión. Eso significa que hay algo en la forma en que está estructurada esta prueba específica que pone en desventaja a las personas que sabemos que tienen mentes de abogados. la prueba mucho mejor ya la tomaron.

No te preocupes, la columna pasará por alto eso y simplemente regurgitará algo de mierda de Horatio Alger:

Nada de esto es alentador. No debería importar quién es usted o de dónde viene: si puede demostrar una competencia mínima en el examen de la barra y cumplir con los requisitos de carácter y aptitud de un estado, se le debe permitir ejercer la abogacía. Si no puede, no se le debe otorgar una licencia para manejar los asuntos legales de otros. El examen de la barra debe probar la ley directamente, sin respeto a la ideología y sin tener en cuenta la raza ni el sexo.

¿De qué está hablando? Todo el mundo está de acuerdo en que los abogados deben demostrar una competencia mínima, pero no estamos de acuerdo en lo que significa “competencia mínima”. De hecho, juez mitchell ni siquiera sabe lo que significa la competencia mínima porque pasa la parte superior del artículo tratando de convencernos de que la competencia mínima requiere pruebas en Trusts & Estates. ¿Cómo es esto diferente? Se podría decir con la misma facilidad que la prueba no debe ser “diluida” al reducir las preguntas sobre los conceptos legales básicos para hacer más hipotéticas de T&E. Sin querer, está argumentando que la forma en que definimos la “competencia mínima” es importante.

Si, por ejemplo, hay una jurisdicción donde las mujeres y los graduados en derecho de minorías están desproporcionadamente interesados ​​en, digamos, bienes raíces comerciales y aprueban esas secciones del examen y suspenden porque no pudieron dominar las excepciones de oídas, ¿carecen esos examinados de la competencia mínima? ? Sobresalieron en la parte del examen que coincidía con sus aspiraciones profesionales, después de todo.

Estos son los problemas a los que se enfrentan los diseñadores de pruebas cuando dicen que están tratando de “eliminar cualquier aspecto de nuestros exámenes que podría contribuir a las disparidades en el rendimiento”. Pero eso no hace que la audiencia del WSJ se llene de espuma, así que simplemente lloriquee sobre DEI y el despertar y llámelo un día.

El nuevo examen de la barra pone a DEI por encima de la competencia [Wall Street Journal]

Más temprano: El juez de la Corte Suprema del estado piensa que es racista *comprobar notas* usar el estilo correcto en inglés

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *