Nuestros clientes de DUI obtienen la mejor ayuda para superar su error


Nadie quiere encontrarse en la necesidad de un abogado porque él o ella ha sido arrestado por un DUI. Sin embargo, una conversación reciente con un nuevo cliente me hizo pensar en esto de una manera que nunca antes había hecho. El cónyuge de mi cliente dijo: “Nos sentimos un poco sucios solo por tener que buscar un abogado. No somos el tipo de personas que necesitan abogados para cosas como esta”. No me sentí insultado por esa declaración, pero me sorprendió un poco, porque sé cuán normales y honrados tienden a ser nuestros clientes de DUI.

Los clientes de DUI no deben estresarse ni sentirse malNuestra firma representa a personas de todos los ámbitos de la vida. Sin falta, nuestros clientes de DUI son personas con buenos trabajos. Son el tipo de personas que se involucran en sus propias comunidades, incluso si solo ayudan con las actividades de sus propios hijos. Al menos entre los que nos contratan, todos y cada uno de ellos sienten una profunda vergüenza y preocupación de que alguien se entere de su DUI La mayoría nunca pensó que alguna vez se encontraría en el asiento trasero de un coche de policía, y mucho menos gastar una noche en la cárcel.

De ninguna manera nuestros clientes de DUI se parecen a ninguna definición de “prison”. Sin embargo, por más honrados que puedan ser, un arresto por DUI los coloca justo en el medio del sistema de justicia penal. Los casos de DUI son delitos penales y de tránsito (más específicamente, un DUI es un infracción penal de tráfico). Esto no pretende sonar como un argumento de venta de “absorbente”, pero mi equipo y yo simplemente no vemos a nuestros clientes de DUI como criminales, o como “sucios” de ninguna manera. haber representado miles de personas por cargos de DUI vemos más allá de eso, y miramos a la persona, en su lugar.

Incluso cuando alguien viene a nosotros por un 2da ofensa o 3er cargo de ofensa, y es un hecho que él o ella tiene algún tipo de relación problemática con el alcohol, todavía no hay nada “sucio” al respecto. Como abogados de DUI de Michigan, nosotros saber que no hay nada moralmente deficiente en obtener un DUI, o incluso tener un problema con la bebida. Sin embargo, cuando pensé en ello desde la perspectiva de este cliente de DUI, entendí cómo uno podría experimentar esos sentimientos. Estar bajo custodia, y todo lo relacionado con eso, es humillante.

Una persona puede ser el director basic de una empresa multimillonaria, pero en la comisaría eso no importa. Por supuesto, nada de lo que sigue, como recuperar la propiedad de uno en una bolsa, recuperar el vehículo de la incautación y tener que buscar un abogado, y luego tratar con la corte hace que una persona se sienta mejor, tampoco. La easy verdad es que los sentimientos son hechos. Si una persona se siente avergonzada, entonces se siente avergonzada. Tales sentimientos pueden estar fuera de lugar (y lo están, especialmente en un caso de DUI por primera vez), pero esa observación no los cambia.

Puedo decirle a alguien que conseguir un DUI sucede a la gente en todos los niveles, y que no hay nada de vergonzoso en ello, pero que no es possible que eso cambie cómo él o ella se siente por dentro. Más allá de la vergüenza y la vergüenza, también hay mucho estrés que acompaña a un cargo por DUI. Esto es especialmente cierto para las personas que no tienen experiencia en el sistema de justicia penal. La concept de volver a la cárcel es horrible.

Afortunadamente, ser encerrado de nuevo generalmente no está en el menú, es una 1ra ofensa caso de todos modos, pero eso es un frío consuelo para alguien que nunca ha estado en problemas antes. A menudo se obsesionan con todo tipo de preguntas de “qué pasaría si” y “qué pasaría con” hasta que entran en pánico. Abordar las inquietudes y temores de una persona es una parte importante de nuestro trabajo como abogados de DUI en Michigan.

Una pregunta que surge con bastante frecuencia y que fue el tema de una artículo reciente Lo que planteo es si alguien se enterará o no de un cargo por DUI. Dirigiría al lector a ese artículo vinculado para obtener un análisis más detallado que cubra las excepciones, pero para la mayoría de las personas, la respuesta suele ser “no”. Nadie (es decir, ni el tribunal, ni la policía ni el fiscal) llamará jamás a la familia, los amigos o el empleador de alguien por un cargo de DUI.

Dicho esto, una persona puede estar obligada por contrato o legalmente a reportar un DUI (el término authorized actual en Michigan es “Operar en estado de ebriedad,” u “OWI”, para abreviar) a su empleador. Además, en el caso de alguien con una licencia profesional a través de Michigan Departamento de Licencias y Asuntos Regulatorios (LARA), es posible que tenga que notificar a ese organismo de licencias en explicit. Del mismo modo, si el lugar de trabajo de una persona realiza una verificación de antecedentes penales y/o de manejo, puede aparecer un DUI. Sin embargo, en ausencia de esas circunstancias, nadie se enterará nunca de un caso de conducción en estado de ebriedad pendiente o pasado.

Toda la experiencia de DUI puede ser un momento de profunda enseñanza para cualquier persona que la atraviese. La pérdida de autonomía y la sensación de no tener management sobre el propio futuro, incluso a corto plazo, definitivamente impresionan. Nadie quiere pasar por algo así (y ciertamente nunca de nuevo). Por el contrario, hasta la última persona espera superar su caso, o al menos dejar toda la situación en el pasado lo antes posible.

Como abogado, he hablado en los tribunales en nombre de miles de clientes de DUI. Como un dentista que ha llenado miles de caries, este es el tipo de cosas que, para tomar prestada una frase, “podría hacer mientras duermo”.

Nuestros clientes de DUI confían en nosotros para tener amplia experiencia con casos OWI precisamente porque no lo hacen. Muchos de nuestros clientes están pasando por el proceso penal por primera vez, o cerca de él. Lo más possible es que nunca pensaron en sí mismos como si tuvieran que ir a la corte por algo más que servir como jurado.

Puedo repetir mil veces que una primera ofensa de DUI, aunque lamentable, no es nada vergonzoso. Sin embargo, eso no significa mucho para alguien que nunca pensó que necesitaría un abogado para salir de problemas y que de repente se encuentra en esa misma posición.

Y es justo ahí donde encontramos una gran lección para nosotros también, como abogados.

Para estar seguro, mi equipo y yo tratar a nuestros clientes de DUI con dignidad y respeto. Hace mucho tiempo, decidí que no quería manejar casos horribles como violación, asesinato u otros asuntos similares. Nuestro estándar es no representar a nadie con quien no nos sentiríamos cómodos almorzando. Como se señaló, eso funciona para mí y para mi equipo, pero lo que importa es lo que sucede dentro de la cabeza del cliente.

No puedo contar la cantidad de veces que he dicho “no es gran cosa” cuando una persona ha dicho lo mal que se siente por un DUI. Mi respuesta siempre ha sido calculada para tratar de dejar en claro que, como cube el refrán, “$hit sucede” y que un DUI no es ningún tipo de falla ethical o private.

De hecho, la verdad es que, muy a menudo, un DUI no hace más que “suceder.” Para la gran mayoría de los clientes de DUI por primera vez, toda la situación es un error de juicio que nunca se repetirá. Ahora, sin embargo, me doy cuenta de que nada de lo que nadie pueda decir borrará por completo los sentimientos de vergüenza y vergüenza que muchas personas sienten por su DUI.

En basic, hay algunas personas que se las arreglan para tomar un DUI más “con calma”. Sin duda, no queremos que nadie sea indiferente al respecto, o que no lo tome en serio. Sin embargo, y esto va al punto principal de este artículo, es un hecho que un solo DUI puede sucederle a casi cualquier persona. Aunque no es nada de qué jactarse, cuando, como suele ser el caso, no representa más que un único caso de mal juicio, tampoco outline a una persona.

Como decía un viejo anuncio en la televisión: “Todos hacemos tonterías”.

Sí, la cárcel apesta, literalmente. Es degradante más allá de las palabras estar bajo custodia y que te digan dónde pararte, cuándo y dónde sentarte y qué hacer. Sin embargo, una persona debe respirar hondo y tratar de pensar en la experiencia más como una “humillación” en lugar de una humillación. Es como la analogía de la estufa caliente; te quemas y aprendes a no volver a hacer eso.

Aquí, le pediría al lector que dé un paso atrás e intente contemplar el panorama basic: dado que todos, desde la policía y los jueces hasta los conserjes, son arrestados por un DUI, simplemente confíe (al menos por el momento) en que un DUI solo no es ningún tipo de cosa “sucia” o vergonzosa. Realmente le puede pasar a cualquiera.

En comparación, pasa algo con cualquiera que regresa por una segunda o tercera ofensa. Como se indicó anteriormente, eso no es nada “sucio”, pero tiende a indicar que existe algún tipo de relación problemática con el alcohol.

El easy hecho es que la mayoría de los clientes de DUI por primera vez no tienen un problema con la bebida, y que un solo DUI a menudo representa nada más que un caso de falta de juicio. El lector simplemente NO debe pensar demasiado. Deja la estrategia y el preocupante al abogado No importa qué, podemos hacer todo mejor. Considere toda la situación como un “momento de enseñanza”, decida no volver a hacerlo nunca más y luego siga adelante.

Hay una gran línea de la canción “The Cross” de la banda Rush que expresa poéticamente cómo uno puede aprender de los errores de la vida:

Todos nos perdemos en la oscuridad –
Los soñadores aprenden a guiarse por las estrellas
Todos hacemos tiempo en la alcantarilla –
Los soñadores se vuelven a mirar los autos.

No se preocupe de que un DUI lo defina. En cambio, sepa que la forma en que lo enfrenta determina si crece o cómo crece como persona. Sé ese soñador, mira las estrellas y aprende de tus errores. Así es como cada uno de nosotros mejora.

Si eres frente a un DUI y buscando un abogado, sea un consumidor sabio y lea alrededor. Preste atención a cómo diferentes abogados analizan el proceso de DUI y cómo explican sus diversos enfoques.

este weblog es un gran lugar para comenzar. Se puede buscar por completo y se actualiza semanalmente con contenido nuevo y authentic. A partir de esta entrega, he escrito y publicado más de 605 artículos en el Sección DUI solo. Hay más información útil que se puede encontrar aquí que en cualquier otro lugar, pero no confíe en mi palabra; mira a tu alrededor por ti mismo.

Una vez que haya leído lo suficiente, comience a revisar. Puedes aprender mucho hablando con una persona viva. Si su caso está pendiente en el área metropolitana de Detroit, es decir, en cualquier tribunal de Wayne, Oakland, Macomb o uno de los condados circundantes, asegúrese de llamar a nuestra oficina.

Todas nuestras consultas son gratuitas, confidenciales y se realizan por teléfono, justo cuando llama. Mi equipo y yo somos personas muy amables que estarán encantados de responder a sus preguntas y explicar las cosas. Incluso estaremos encantados de comparar notas con cualquier cosa que le diga otro abogado.

Puede comunicarse con nosotros de lunes a viernes, de 8:30 a. m. a 5:00 p. m., al 248-986-9700 o al 586-465-1980.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *