¿Vale la pena ajetreo en un mundo authorized que ahora parece 2009?


Glorification-of-Busy-photo-300×300Prueba sorpresa: quién es el famoso, luego infame, jugador de béisbol que tenía y probablemente todavía tiene el apodo “charlie ajetreo?” Pete Rose de los Rojos de Cincinnati. Como explica Wikipedia, el nombre se le otorgó originalmente a Rose como un término despectivo, pero él lo aceptó. “Durante otro juego de entrenamiento de primavera contra los Yankees de Nueva York, Whitey Ford le dio el apodo burlón de ‘Charlie Hustle’ después de que Rose corrió a la primera base después de recibir una base por bolas. A pesar de (o quizás debido a) la intención de Ford, Rose adoptó ese apodo como una insignia de honor”.

Todos nos apresuramos; Creo que está en nuestro ADN como abogados. Pero ¿Es ese gen ajetreo siempre algo bueno??

Dada toda la preocupación sobre la salud psychological, el abuso de sustancias y el equilibrio entre el trabajo y la vida private, es posible que las personas más nuevas en la profesión no tengan el mismo interés en abrirse camino en la escalera de Biglaw para tal vez obtener un anillo de sociedad (¿no equidad o equidad?) después de muchos años. Quizás una de las razones es que los novatos han visto los sacrificios que los dinosaurios hicimos en nuestras carreras, solo para descubrir que el supuesto premio no valía la pena todo el esfuerzo y esos sacrificios personales. pensar en despidos, ser pasado por alto, ser dicho implícitamente (o expresamente) que no eras lo suficientemente bueno. Los abogados junior ven estas situaciones con bastante frecuencia y se preguntan: ¿Por qué trabajar tan duro? ¿Por qué perseguir algo que, al remaining, puede no valer el precio psíquico y otros pagados?

Como un artículo reciente en BBC WorkLife señaló:

La narrativa de la cultura del ajetreo promueve la thought de que siempre hay más por lo que luchar: más dinero que ganar, un título o promoción más grande que asegurar y un techo más alto que aplastar. Aunque no todos los empresarios aceptan estos tropos, algunos expertos dicen que algunas personas todavía han sentido la presión del efecto de goteo de décadas de inmersión complete en el trabajo, a menudo en detrimento de otras facetas de sus vidas.

Vemos este detrimento a nuestro alrededor. Solía ​​ser “levántate y brilla”, pero como señala el artículo, se ha convertido en “levántate y muévete”. Y no me refiero al aroma seductor de frijoles recién molidos que usa tu barista favorito. Nos jactamos de nuestra disponibilidad 24/7, pero ¿realmente estamos tan disponibles? ¿Deberíamos estar tan disponibles? Lo sé, la excusa es que si no estás disponible, alguien más está babeando por tomar ese relevo. Nos enorgullecemos de trabajar en exceso y lo consideramos una insignia de honor a medida que ascendemos por la escalera que creemos que nos llevará a donde creemos que queremos ir. Pero he aquí mi pregunta: ¿eres una mercancía o una persona?

En los últimos años, la gente ha presionado el botón de “pausa” en el código de ajetreo, trabajando de forma remota o híbrida y dándose cuenta de que Face Time puede no ser mucho más que una aplicación en un iPhone. Los llamados (no diré “clarín”) de los empleadores para que los empleados a palos regresen a la oficina son más un palo que una zanahoria.

Vincular las bonificaciones a la asistencia es related a lo que nosotros, los dinosaurios, burlonamente llamamos “management de cama”. En esos días, nadie salió y dijo que una parte de su evaluación de desempeño period la asistencia, estar en sus lugares con caras brillantes y brillantes. Entonces period más sutil. Ahora, se trata más del enfoque del “martillo de terciopelo”, o incluso de ningún terciopelo. Es un edicto, una orden, y muy pocos abogados, si es que hay alguno, responden bien a tales órdenes, excepto de los funcionarios judiciales, ya veces ni siquiera entonces.

Entonces, con una gran firma de abogados, parece que ahora puntos de bonificación (literalmente) por asistencia, o al menos eso es lo que parece. No es “pagar para jugar”, sino “bonificación por estar allí”.

Y otra firma Biglaw ha decretado a esos abogados en su grupo de práctica de litigios “asistir físicamente a la oficina en tres días fijos de oficina cada semana, después de requerir inicialmente solo uno o dos días de oficina por semana”. Tenga en cuenta el uso de la palabra “set”, como en “tallado en piedra”. Los abogados son supuestamente profesionales y, por lo tanto, tradicionalmente se les ha permitido actuar como tales. Estaba perfectamente bien actuar como un profesional durante el COVID-19, pero ahora no tanto.

y parece que aplazamientos de clases entrantes, que fue tal cosa durante la “Gran Recesión” de 2009-2010, puede estar regresando. Justo lo que los novatos necesitaban escuchar.

Para algunos novatos, los aplazamientos pueden ser la forma de averiguar si Biglaw es todo lo bueno que parece, especialmente cuando no ven lealtad desde el principio, aparte de un estipendio y tal vez una promesa de seguro médico. ¿Es un anticipo de cómo actúan estas empresas cuando hay una recesión y su falta de voluntad para apretarse el cinturón aunque sea un poco para ayudar a los novatos a tener un punto de apoyo? Y por favor no me digas que no se pueden apretar los cinturones. Los gerentes administran; los líderes guían y, a menudo, con el ejemplo.

Qué pasa reducir el espacio de oficina en lugar de obligar a volver al trabajo? Pregunta tonta.

Alquilar pisos enteros de espacio de oficina innecesario ahora es una cosa, al menos aquí. Los ojos del bufete de abogados eran más grandes que sus estómagos y sobreestimaron sus necesidades de espacio de oficina. Impresionar a los clientes con enormes espacios de oficina y salas de conferencias del tamaño de pistas de bolos son reliquias de una época pasada. Los clientes no quedaron impresionados; sólo estaban los abogados.

Nuestra profesión está compuesta por cientos de miles de abogados que no están en Biglaw y que piensan que Biglaw no es el principio y el fin de cómo y dónde ejercer la abogacía. Solo mire a su alrededor y anímese porque hay muchas formas de practicar, al menos hasta que la IA tome nuestros trabajos. Sin embargo, ese día puede ser antes de lo que pensamos.


anciana abogada anciana abuela abuela computadora portátilJill Switzer ha sido miembro activo del Colegio de Abogados del Estado de California durante más de 40 años. Recuerda ejercer la abogacía en una época más amable y gentil. Ha tenido una carrera authorized diversa, que incluye períodos como fiscal de distrito adjunta, una práctica en solitario y varios trabajos internos de alto nivel. Ahora media a tiempo completo, lo que le da la oportunidad de ver cómo interactúan los dinosaurios, los millennials y los intermedios; no siempre es civilizado. Puede comunicarse con ella por correo electrónico a ancianaabogada@gmail.com.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *