¿Debe un árbitro tener comunicaciones ex parte con un tasador? | Weblog de Ley de Cobertura de Seguro de Propiedad


La publicación reciente, ¿Se debe evitar que los tasadores hablen con las partes en la tasación? anotado jonathan retenido2da edición de El proceso de evaluación: un esquema para hacer que las adjudicaciones sean útiles y definitivas. El documento promueve el siguiente protocolo con respecto a ex parte comunicaciones de un árbitro:

Ni el Asegurador, ni el Asegurado, ni sus respectivos abogados tendrán derecho alguno ex parte comunicación con el árbitro o con el tasador de la otra parte. Los tasadores no tendrán ninguna ex parte comunicación con el árbitro.

El problema relacionado con los árbitros que se comunican con otros evaluadores ex parte debe surgir en toda tasación. Juan Robinson de La purple de tasación de pérdidas de propiedad (PLAN) enseña que ex parte Las comunicaciones entre los árbitros y los evaluadores, con pocas excepciones, no deben ocurrir excepto cuando son estrictamente administrativas.

Sin embargo, un caso de Luisiana1 ha justificado ex parte comunicaciones:

Además, sostiene que Carpenter se basó en las opiniones de O’Leary con respecto a varias de las determinaciones del laudo y que las cifras finales fueron calculadas personalmente por O’Leary y Carpenter sin la participación o aporte de Provencher. El acusado señala que O’Leary explicó la ausencia de Provencher de la reunión remaining con Carpenter al señalar que ‘[i]En las deliberaciones finales cuando un tasador es el aparente heredero de la victoria, esas conversaciones continúan todo el tiempo entre un árbitro y un tasador cuando intentan finalizar una adjudicación’… El acusado sostiene que esta declaración es evidencia de la decisión de O’Leary. parcialidad.

Esta evidencia no demuestra una falta de imparcialidad por parte de O’Leary o de Carpenter. El mero acuerdo entre los dos no es mala conducta; de hecho, es el único propósito de la participación del árbitro en el proceso. Con respecto a la confianza de Carpenter en las cifras de O’Leary, el Tribunal no encuentra evidencia de parcialidad. Carpenter testificó que, después de revisar las presentaciones de ambos tasadores, los ‘números de O’Leary tenían más sentido para mí que [Jerry Provencher]’s did.’… Nada en el lenguaje de la política requiere que el árbitro realice una investigación de novo de los daños, y el acusado no ha señalado a ninguna autoridad authorized que sugiera que la confianza de un árbitro en las cifras de un tasador es evidencia de incorrección.

La otra sugerencia del demandado, que el hecho de que Carpenter y O’Leary no incluyeran a Provencher en las discusiones que finalizaron el laudo es evidencia de colusión o incorrección, carece igualmente de mérito. Las declaraciones de Carpenter y O’Leary explican detalladamente por qué Provencher no se incluyó en las discusiones finales. En ese momento, Carpenter ya había recibido y leído los informes y refutaciones presentados por ambos tasadores. Cuando se le preguntó repetidamente sobre la ausencia de Provencher en la discusión, O’Leary testificó que estaba claro que Provencher no estaría de acuerdo con los números por los que él y Carpenter se inclinaban, y que incluir a Provencher en la discusión “no lograría nada”.

Además, Carpenter declaró que, a su juicio, Provencher había dejado de participar en el proceso. Dijo que Provencher había incumplido los plazos, dejó de enviar correos electrónicos y no tenía nada más que presentar para refutar. Identificación. en 40, 51–52. ‘[Provencher] se sacó a sí mismo del circuito, más o menos. Conservó

pidiéndole más refutaciones, más aportes, y no tenía ninguno.’….

Finalmente, Carpenter dio testimonio de que, para cuando se finalizaba la adjudicación, Provencher había perdido credibilidad ante sus ojos y dudaba de las cifras de Provencher. Carpenter testificó específicamente que ‘Jerry había cometido algunos errores y en realidad nos mintió a mí y a Lewis [O’Leary]’ y ‘en realidad fue al contrario de lo que recomendaron sus propios ingenieros y perdió algo de credibilidad conmigo en eso’. ….

En resumen, el testimonio de deposición proporciona razones amplias e imparciales por las que Provencher no fue incluido en las discusiones finales. El testimonio establece que O’Leary y Carpenter excluyeron a Provencher no por parcialidad, sino porque sabían que Provencher no daría su consentimiento a sus números y porque Provencher no tenía más materiales para presentar que hubieran influido en el resultado.

Sugiero que la mejor práctica es que los árbitros eviten ex parte comunicaciones Quizás esas comunicaciones puedan estar justificadas. Pero, ¿por qué crear una controversia cuando se puede evitar?

Pensamiento del día

Creo que el sesgo inconsciente es una de las cosas más difíciles de resolver.

—Ruth Bader Ginsburg


1 Distrito de servicio del hospital parroquial de St. Charles. No. 1 contra United Fireplace & Cas. Co.681 F.Supp.second 748 (ED La. 2010).

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *