Fox resuelve caso de difamación de Dominion por $787,5 millones


Multitud en protesta de Fox News

Algunos expertos legales y demócratas están francamente cabizbajos porque la demanda por difamación presentada por Dominion contra Fox Information va a desaparecer. Sin actualizaciones momento a momento en la sala del tribunal, sin contrainterrogatorio de Tucker Carlson como forraje para programas nocturnos y sin disculpas por las teorías de conspiración sobre las elecciones de 2020 que se transmitieron noche tras noche en los populares programas de horario estelar de Fox Information.

Pero no hay nada sorprendente en este resultado. Un acuerdo siempre period una posibilidad, incluso una probabilidad, sin importar cuán recalcitrantes parecieran ser las partes. Y cuando se trata de los intereses comerciales de Dominion y Fox Information, un acuerdo fue la conclusión más sensata del drama aparentemente interminable.

Ah, y por cierto, los medios de comunicación deberían estar eufóricos.

La campaña de Trump “Las elecciones de 2020 fueron robadas”

Incluso mientras se contaban los votos durante las elecciones presidenciales de noviembre de 2020, el expresidente Donald Trump y sus aliados comenzaron a sentar las bases para impugnar los resultados. En los estados que apoyaron a Joe Biden, cuestionaron todo, desde el método de votación hasta el recuento actual de los votos, en un intento de demostrar el fraude electoral.

Abogados Rudy Giuliani y Sydney Powell encabezó una vertiente del ataque al afirmar que las máquinas de votación electrónica cambiaron los votos de Trump a Biden. Transmitieron su teoría sobre la tecnología de votación en varios programas de opinión en horario de máxima audiencia presentados por varias personalidades de Fox Information, incluidos Sean Hannity, Maria Bartiromo y Tucker Carlson, el último de los cuales anunció su salida de Fox Information el 24 de abril.

También probaron su teoría presentando demandas en estados indecisos. Pero todos los tribunales que consideraron la teoría la rechazaron y concluyeron que los abogados de Trump no presentaron ninguna evidencia de que las máquinas de votación no funcionaran bien o fueran pirateadas. Finalmente, la Cámara de Representantes rechazó las mentiras electorales y certificó el voto del Colegio Electoral a favor de Joe Biden. El resto es historia.

Dominio de EE. UU. v. Fox Information Community

Las máquinas utilizadas para contar los votos de las elecciones de 2020 fueron fabricadas por Dominion Voting Techniques y Smartmatic. Una vez que el polvo se asentó, Dominion trajo una demanda por difamación contra Fox Information en el tribunal estatal de Delaware (donde está constituida Dominion, junto con la mayoría de las empresas que cotizan en bolsa). Dominion afirmó que las acusaciones sobre sus máquinas de votación eran falsas y que tales acusaciones causaron graves daños a su reputación. La compañía de tecnología buscó $ 1.6 mil millones en daños. El caso fue asignado al juez Eric Davis y finalmente programado para el juicio a partir del lunes 17 de abril de 2023.

El juez Davis golpeó al acusado Noticias en varias sentencias previas al juicio. Descartó que muchas declaraciones al aire sobre las máquinas de votación eran falsas. La defensa de Fox de que las declaraciones no eran de hecho, sino que se privilegiaron como opinión, fueron rechazadas por el juez. Si eso no fuera suficiente, el juez Davis Fox sancionado en vísperas de juicio por la divulgación tardía de la relación actual entre Fox y el presidente Rupert Murdoch. Luego autorizó a Dominion a rehacer ciertas declaraciones, e incluso amenazó con nombrar un maestro especial para investigar el comportamiento de Fox y sus abogados. Entonces Fox estaba en las cuerdas del litigio.

Pero no todo fue colour de rosa para Dominion. Para ganar su caso de difamación, aún tendría que demostrar que Fox pronunció las falsedades con “malicia actual”. Ese es un término authorized que proviene del caso de la Corte Suprema, New York Instances contra Sullivanun caso de la Primera Enmienda. El estándar de malicia actual requiere que un demandante en un caso de difamación contra una figura pública demuestre que el acusado sabía que las declaraciones eran falsas cuando las hizo o actuó con “desprecio imprudente por la verdad”. Esta es otra frase authorized que esencialmente significa que el acusado tenía serias dudas sobre la veracidad de las declaraciones.

Probar la malicia actual contra una empresa de medios es increíblemente difícil, y aún más cuando la persona que afirma que fue difamada es una figura pública. De hecho, si la demanda por difamación la presenta una figura pública, los medios casi siempre ganan. Exgobernador de Alaska y candidato republicano a la vicepresidencia Sarah Palin descubrió esto de la manera más difícil en un reciente caso de difamación que presentó contra The New York Instances. Por lo tanto, Dominion se enfrentó a una ardua batalla al tratar de demostrar que las personalidades de Fox y sus invitados hicieron afirmaciones falsas sobre sus máquinas de votación con verdadera malicia.

El caso se resuelve

A medida que se acercaba la fecha del juicio, los medios de comunicación entraron en un frenesí. La cobertura de los competidores de Fox (incluidos The New York Instances, CNN, ABC y Related Press) fue en normal crítica e incluso celebró la perspectiva de que Fox obtuviera su merecido. Se eligió un jurado y los abogados litigantes se prepararon para las declaraciones de apertura el 17 de abril.

Mientras tanto, los abogados estaban trabajando entre bastidores para resolver el caso. La víspera del juicio, con la ayuda de un mediador, llegaron a un acuerdo. Según informes de los medios, Fox acordó pagarle a Dominion $787,5 millones y reconoció que el juez Davis descubrió que había emitido declaraciones falsas. El documento de liquidación en sí no ha sido publicado.

Es posible que haya escuchado un suspiro colectivo de alivio de los anfitriones de Fox que habrían tenido que testificar en el juicio por difamación. Es posible que también haya escuchado los lamentos y el crujir de dientes de los competidores de Fox a quienes se les negó la oportunidad de ver el talento de Fox en el aire exhibido frente al jurado.

Liquidación Un buen trato para todos

Pero el acuerdo finalmente tuvo sentido para ambas partes. El pago es el mayor acuerdo público por difamación en la historia de EE. UU.; El director ejecutivo de Dominion, John Poulos, lo llamó “histórico”. En esencia, Dominion obtuvo un montón de dinero y pudo decirle al mundo que, en palabras de su abogado, Justin Nelson, “las mentiras tienen consecuencias.”

Dominion también evitó el riesgo de perder la apelación, tanto en la cuestión de las determinaciones fácticas del juez como en su negativa a permitir que Fox argumentara que las declaraciones ofensivas eran privilegiadas como opinión. Ninguno de los fallos de la corte fue pan comido para Dominion.

Un tema particularmente espinoso relacionado con los daños de Dominion. Dominion habría tenido que demostrar con certeza razonable el importe económico del daño reputacional que sufrió. Difamar el negocio de alguien es lo que los abogados llaman “difamación”. per sey da derecho al demandante a recuperar “daños nominales”. Pero Dominion estaba pidiendo mucho más que solo daños nominales. Probar el daño habría sido difícil.

Y aunque Fox terminó pagando mucho, la suma fue la mitad de lo que Dominion había pedido, y Fox, por supuesto, está al ras con miles de millones. El acuerdo no afectará sus operaciones, y Wall Road no parecía muy molesto por ello. Fox logró evitar que Rupert Murdoch y su hijo Lachlan Murdoch tuvieran que testificar en el juicio.

Pero no se debe pasar por alto una cuestión authorized. Al resolver el caso, Fox evita el riesgo de que la Corte Suprema de los EE. UU. se interese lo suficiente en el caso como para considerar despojar a los medios de su escudo de “malicia actual”, que los jueces Clarence Tomas y Neil Gorsuch han sugerido que debería. En lugar de regocijarse por lo que los medios perciben como la desgracia de Fox, los periodistas deberían estar agradecidos.

¿De vuelta al trabajo como siempre?

La conclusión del caso Dominion es que las partes dividieron al bebé en el dinero y Fox reconoció las determinaciones de hecho del juez sin tener que disculparse o retractarse de las declaraciones que ofendieron a Dominion.

Al menos, eso es lo que es público. Solo las partes saben cuáles son los demás términos del acuerdo de conciliación. Solo podemos preguntarnos si la salida sorpresa de Tucker Carlson de Fox Information tiene algo que ver con la resolución de la demanda de Dominion.

No tiene que resolver esto por su cuenta: obtenga la ayuda de un abogado

Reunirse con un abogado puede ayudarlo a comprender sus opciones y cómo proteger mejor sus derechos. Visita nuestro directorio de abogados para encontrar un abogado cerca de usted que pueda ayudar.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *