La expansión de la Corte Suprema podría conducir a la Corte de Justicia 61 para 2123… ¡Esas son muchas vacaciones para que Harlan Crow compre!


961176Sin ninguna reforma elementary, es possible que el movimiento authorized conservador controle la Corte Suprema hasta 2065. Esa es la conclusión de un papel recién actualizado sobre la composición de la Corte. El documento se centra específicamente en el impacto a largo plazo de las propuestas de corte de paquetes, el cada vez más fashionable propuesta de reforma que campeón de los liberales y conservadores… no pareces demasiado preocupado por.

Ahora vea, la falta de preocupación de Mitch McConnell debería hacer que los expansores de la corte se detuvieran, pero de alguna manera nunca parece hacerlo. Así que este documento siguió adelante y procesó los números y los resultados arrojaron algo de luz sobre por qué Mitch McConnell parece notoriamente despreocupado.

En primer lugar, los autores (Adam Chilton de Chicago, Daniel Epps y Kyle Rozem de Wash U., y Maya Sen, profesora de la Escuela de Gobierno de Harvard) preparan el escenario señalando que la trifecta de Ruth Bader Ginsburg negándose a jubilarse, Mitch McConnell violando su derecho constitucional obligaciones sin consecuencias al negarse incluso a intentar “asesorar y dar su consentimiento” sobre la nominación de Garland citando una elección dentro del año, y la revocación correspondiente de McConnell para confirmar a Amy Coney Barrett a las pocas semanas de una elección movida la próxima vez que es possible que los demócratas controlen la mayoría de la Corte Suprema de 2029 a 2065.

¿El apodo de alguien ha sufrido una transformación tan radical sin cambiar realmente como Infamous RBG? Ha sido una montaña rusa de cinco años desde ser “notoria” como ícono feminista a “notoria” como la figura narcisista cuya negativa a jubilarse destruyó los derechos reproductivos durante al menos una generación.

Independientemente del partidismo, la fecha de 2065 es constitucionalmente inquietante. Los demócratas han obtenido más apoyo en todas las elecciones excepto en una desde 1988, pero la rama con poder de veto funcional sobre todo el gobierno cuenta con una gran mayoría republicana. Los redactores sin duda imaginaron una Corte mucho más débil y apolítica, pero en la medida en que abrigaban algún indicio del riesgo de un poder judicial poderoso, escribieron el texto de la Constitución con la expectativa de que el proceso de nominación produjera un Tribunal que se retrasara ligeramente en el resultado de las contiendas políticas.

Lamentablemente, las tablas actuariales y las jubilaciones estratégicas frustran ese intento.

Cinco de los nueve miembros de la Corte Suprema llegaron a sus puestos por cortesía de presidentes que no asumieron el cargo con el apoyo de la mayoría de los votantes estadounidenses. Al menos Roberts y Alito recibieron sus comisiones en el segundo mandato de W., donde el poder de incumbencia le otorgó la mayoría de los votos. Aún así, dadas sus edades y las circunstancias que los llevaron al trabajo, la alta probabilidad de que la mayoría de esta cohorte de jueces se aferre a jubilarse durante una de las cada vez más raras administraciones republicanas solo extiende este management ideológico minoritario.

Es por eso que algunas personas bien intencionadas argumentaron que Biden debería haber tomado sus mayorías en el Congreso (ahora diluidas por una cámara) y agregar jueces para volver a encarrilar las cosas y proteger los derechos pisoteados por esta Corte.

Ciertamente es constitucional. También es una thought bastante mala, ya que resulta.

El periódico analiza los números en el escenario en el que el “Partido Iniciador”, en este caso, los demócratas, inicia la expansión de la corte:

Luego simulamos el futuro de la corte en un contrafactual donde la parte iniciadora inicia la preparación de la corte. Para hacerlo, asumimos que la Parte iniciadora agrega cuatro escaños a la Corte para lograr una mayoría de 7 a 6 y que ambas partes luego forman un paquete de corte si es posible en condiciones políticas similares a las del paquete de corte inicial. Estas simulaciones sugieren que, en un mundo con tribunal lleno, es possible que la Parte iniciadora controle el Tribunal durante 55 años de los próximos 100, y el tamaño del Tribunal crecería a 37 escaños después de 100 años. Sin embargo, existe una variación appreciable en el aspecto que tendría la Corte entre las simulaciones. Por ejemplo, en el 90 por ciento de nuestras simulaciones, la Parte iniciadora controla la mayoría de la Corte entre 36 y 73 de los próximos 100 años, y el tamaño de la Corte crecería a entre 23 y 61 escaños después de 100 años.

Sesenta y un jueces…

tenor-237270197

Seguro. ¿Por qué nueve aristócratas no elegidos operan fuera de los límites de cualquier código ético cuando podríamos tener 50 o más? ¡Imagínese las oportunidades de trabajo!

Mire, en su superficie, 55 años de management es mejor que 29 años de management. Tratar con 23 a 61 jueces introduce aún más management handbook a través de retiros estratégicos que mantienen los puestos “reclamados” durante décadas, ¡pero eso no importa porque una nueva administración siempre podría inventar más! Por lo tanto, existe una posibilidad decente de que menos jueces se retiren estratégicamente porque si mueren en un momento inoportuno, el próximo ciclo de empaque lo arreglará.

Pero esto pasa por alto el hecho de que las partes tienen “condiciones de victoria” muy diferentes cuando se trata de la Corte Suprema. Una filosofía es “ganadora” cuando engrasa con éxito las ruedas de las empresas contaminantes o aumenta las ganancias de los fabricantes de armas o priva de sus derechos a las minorías y a las mujeres votantes. Es cómodo estar en la minoría por tramos, siempre y cuando se divierte en cada momento que está en el poder. La otra cosmovisión no tiene ese lujo porque cada momento es fuera del poder los derechos de alguien quedan desprotegidos. Y dada la importancia de un estado regulador que funcione para los objetivos demócratas, esos 55 años deben tener grandes porciones unidas de manera contigua, porque hacer girar las leyes ambientales cada cuatro años es poco mejor que ninguna regulación en absoluto.

Es por eso que a Mitch McConnell no le importa mucho si los demócratas optan por expandir la Corte porque él, y sus sucesores, pueden esperar el momento oportuno y aprovechar la próxima oportunidad. Esperaron más de 200 años pretender que la Segunda Enmienda significa un derecho particular person a poseer un armapueden pasar un par de años en el desierto antes traer de vuelta el trabajo infantil.

Es por eso que los límites de mandato para los jueces de la Corte Suprema del panel activo, con jueces pasando a una forma de “estado superior” después de 18 años, sigue siendo la mejor opción de reforma. Recibe un amplio apoyo fashionable y al menos tiene una oportunidad de aprobación bipartidista. La raíz de la disaster de credibilidad de la Corte Suprema es la explotación de miembros vitalicios para forjar una influencia de mano muerta durante décadas a través del retiro estratégico. Quita la jubilación de las manos de los jueces. El management de la corte refleja la voluntad de las últimas cuatro elecciones nacionales, sin importar si el tipo colocado en la Corte hace nueve elecciones todavía goza de buena salud mientras que los colegas más recientes se han ido.

Y tal vez la expansión de la corte juegue un papel en eso después de todo. Tal vez sea el posición de negociación de apertura de línea dura que se cut back a un acuerdo de límites de mandato. O la espada que pende sobre la Corte si se plantea derribar tales límites. O ambos.

Pero la expansión de la cancha solo está agregando sillas vitalicias al Titanic. Sirviendo de por vida estaba destinado a proteger a los jueces de la influencia política y la intimidación, no permitirles convertirse en actores políticos que no rinden cuentas. Hasta que se aborde la raíz de esa desconexión, el futuro de la Corte es solo una variedad de sabores de distopía.

El juego closing del empaquetamiento de la corte [SSRN]

Más temprano: Los demócratas proponen la expansión de la Corte Suprema: ¿una mala thought, pero tal vez una buena estrategia?
¿Qué sabes? La mayoría de los estadounidenses apoya la expansión de la Corte Suprema
Los liberales piden que el embalaje de la corte gane fuerza, y Mitch McConnell no podría estar más feliz
El proyecto de ley de límites de mandato de la Corte Suprema debería tener un amplio apoyo bipartidista, por lo que probablemente no lo tendrá


Disparo a la cabezajoe patricio es editor senior de Above the Legislation y coanfitrión de Pensando como un abogado. No dude en correo electrónico cualquier consejo, pregunta o comentario. Síguelo en Gorjeo si le interesan las leyes, la política y una buena dosis de noticias deportivas universitarias. Joe también sirve como Director Basic en RPN Govt Search.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *